Archivo de la etiqueta: tiranía

VENEZUELA – El proceso Jurídico de la “Revolución Chavista”

En éste video cortito, se muestran los pasos que dio el Chavismo para perpetuarse en el poder. Oportunamente han perpetrado un Golpe de Estado “Sui Generis” en la hermana República de Venezuela, mediante vía de hecho con apariencia jurídica de un sistema democrático. Es similar  el caso para aplicarlo al Kirchnerismo, que nos machaca permanentemente que… “VA POR TODO”, fiel reflejo de un NEFASTO GOBIERNO  TOTALITARIO…CFK elegida democráticamente pero devinida en DÉSPOTA!!. Y la historia siempre nos demostró que este tipo de gobiernos decadentes y opresores NUNCA terminan bien, será el caso de CFK, también?

Saludos. N.C.

Anuncios

Ex Fiscal J. Strassera comparó a CFK con el DICTADOR Onganía

El ex fiscal J. Strassera, quien actuó en el histórico juicio a las Juntas Militares, calificó de MEGALÓMANA a CFK y la comparó con el dictador Onganía.  Por su avasallante e ilegal misión de amordazar y/o manipular al sistema judicial,  “la Cristi” recibe cachetazos de todos lados!, jaja

Saludos. N.C.

st

Julio Strassera: “La Presidenta es una megalómana que no tiene vergüenza”

El ex fiscal comparó a Cristina Kirchner con el dictador Onganía por el proyecto para limitar las medidas cautelares

El ex fiscal Julio Strassera, reconocido por la acusación en el histórico juicio a las juntas militares, afirmó hoy que la presidenta Cristina Fernández “es una megalómana que no tiene vergüenza”, y la comparó con el dictador Juan Carlos Onganía por el proyecto de ley enviado al Congreso para limitar las medidas cautelares.

“No le tengo ningún respeto a la Presidente, ni el más mínimo respeto”, fustigó Strassera al ser consultado sobre los seis proyectos que envió el Ejecutivo al Congreso para impulsar una reforma de la Justicia, por los cuales “el Estado va a acumular más poder. Lo único que podemos hacer es inundar las calles para que se den cuenta”.

En declaraciones a radio El Mundo, el ex funcionario cargó también contra el ministro de Justicia, Julio Alak, de quien dijo que “tiene la cara de piedra” y “le queda grande el puesto”, y contra el jefe de los senadores oficialistas, Miguel Pichetto, a quien le reprochó haber sido “menemista, duhaldista, kirchnerista” y ser “un hombre carente de principios”.

“No tienen vergüenza, la Presidenta es una megalómana que no tiene vergüenza, porque ella misma dijo en oportunidad de modificarse el Consejo de la Magistratura (en 2007) que era un órgano elefantiásico, y redujo los miembros para ahora aumentarlos”, expresó el ex funcionario.

Tras denunciar que “se pretende hacer de la Justicia un apéndice del Poder Ejecutivo, como lo es el Congreso”, se quejó Strassera, que, además, reprochó que “no se va a discutir una coma, qué debate hay”, y cuestionó la iniciativa que limita el plazo de vigencia de las medidas cautelares.

“Es el disparate más grande. El que limitó las medidas cautelares fue Onganía en su dictadura. Esta Presidente hizo lo mismo que Onganía, que limitó por ley las medidas cautelares. Ella ha hecho lo mismo que Onganía y se titula demócrata. El que queda indefenso (con estas medidas) es el particular. El Estado es todopoderoso”, remarcó.

REPÚBLICA POR TOTALITARISMO

Al respecto, señaló que el proyecto obedece a los reveses que tuvo el Gobierno para laaplicación de la Ley de Medios y para la expropiación del predio de la Sociedad Rural en Palermo.

“Son las dos únicas cosas que le molestaron a la Presidenta y por eso hace esto. Yo no le tengo ningún respeto a la Presidente, ni el más mínimo respeto”, enfatizó.

Respecto de Pichetto, Strassera sostuvo que “es otro tipo que carece de vergüenza, que fue menemista, duhaldista y ahora es kirchnerista, un hombre carente de principios. Dijo en una oportunidad que para destituir a un juez se necesitaba una mayoría calificada, de dos tercios, porque era garantía para el juez, y ahora tranquilamente vota a favor (del proyecto que establece) una mayoría simple de la mitad más uno”.

“Esto es gravísimo, es cambiar el sistema republicano de gobierno por un totalitarismo. La Justicia nunca depende de procesos electorales porque es un contrapoder, es para contener los excesos de aquellos que son producto de la voluntad popular, entonces esto hay que separarlo, como en cualquier república normal”, explicó.

Sobre Alak  señaló que “tiene la cara de piedra. Fue al Consejo de la Magistratura a presionar a los consejeros para que nombren a una jueza cristinista en el fuero Contencioso Administrativo. Le queda grande del puesto”, aseguró.

“Todo esto lo van a aprobar los que van a quedar alcanzados por el artículo 29 de la Constitución, legisladores infames y traidores a la patria, porque ponen la fortuna, los bienes y la vida de los ciudadanos a merced del Poder Ejecutivo. Son infames traidores a la patria”, consideró.

Fuente: Agencia DyN. y La Nación, 12/4/13

SIMÓN BOLÍVAR y la alternancia en el poder…

bolivar

Una verdad insoslayable…para que tomen nota Chavistas y Kirchnerístas sobre la importancia de la ALTERNANCIA en el gobierno y el peligro que constituye que un mandatario se perpetúe en el poder, ya que es una actitud anti democrática y por la misma  se corre SERIO RIESGO que devenga en TIRANO!.

Pero parece que tanto Cristina (nuestra Reina Egipcia de Las Pampas) como en su momento Hugo Chávez, “desconocían” o dejaron pasar sin cuestionamientos…

Saludos. N.C.

ARISTÓTELES, sobre los Tiranos…

aris

Los K están rodeados de los asesinos de la década de los 70, guerrilleros Montoneros, entre otros…y de seres obsecuentes y genuflexos, carentes de  escrúpulos y dignidad. Contra eso el PUEBLO  se opone y marchará haciéndose  sentir el 18A en defensa de sus derechos y libertades!

Saludos. N.C.

Imagen

JOHN LOCKE, sobre la TIRANÍA y el DERECHO de RESISTENCIA

El gobierno NEFASTO K sigue AVASALLANDO nuestros derechos, forzando las leyes y procedimientos, corrompiéndolo todo a su paso. Recordemos el pensamiento de John Locke, cuando un gobernante hace EJERCICIO ABUSIVO  de su PODER y DEVIENE  en TIRANO…

locke

En política, John Locke es considerado el padre del liberalismo moderno. Propone que la soberanía emana del pueblo; que la propiedad, la vida, la libertad y el derecho a la felicidad son derechos naturales de los hombres, anteriores a la constitución de la sociedad.

El Estado tiene como misión principal proteger esos derechos, así como las libertades individuales de los ciudadanos. También sostiene que el gobierno debe estar constituido por un rey y un parlamento. El parlamento es donde se expresa la soberanía popular y donde se hacen las leyes que deben cumplir tanto el rey como el pueblo. Anticipándose a Montesquieu, a quien Locke influyó, describe la separación del poder legislativo y el ejecutivo. La autoridad del Estado se sostiene en los principios de soberanía popular y legalidad. El poder no es absoluto sino que ha de respetar los derechos humanos.

Al Estado le confiere funciones de decisión en controversias entre los individuos, en el contexto de la pluralidad y la tolerancia, puesto que se dan diversidad de opiniones e intereses entre los hombres, fruto de las distintas vías individuales de búsqueda de la felicidad, por lo que el desacuerdo y los conflictos son inevitables.

Postula que los hombres viven en el estado de naturaleza en una situación de paz y sometidos a leyes naturales que surgen de la razón. Los hombres salen a través del pacto social del estado de naturaleza porque no existe allí justicia imparcial que asegure los derechos naturales. El ingreso a la sociedad civil es a través del contrato. Si es violado por la autoridad pública que resultó de la voluntad de los ciudadanos, SE VUELVE AL ESTADO DE NATURALEZA. La autoridad se sostiene en tanto asegure los derechos naturales que el individuo buscó proteger al entrar en la sociedad.

A continuación, enlace a  la muy interesante Obra de John Locke,  capítulo XVIII , “de la Tiranía”,  extracto del  “Tratado sobre el Gobierno Civil”

http://es.scribd.com/doc/86550571/J-LOCKE-De-la-tirania

Saludos. N.C.

RELACIONADO:

*Montesquieu y la división de poderes…

https://nomadecosmico.wordpress.com/2013/06/24/montesquieu-y-la-importancia-de-la-division-de-poderes/

La dictadura K

La dictadura K

Opinión / Gabriel Boragina

EL CONCEPTO DE DICTADURA Y SUS SIMILITUDES CON EL GOBIERNO ARGENTINO.

“DICTADURA.* Se entiende comúnmente por dictadura la forma de gobierno en que una o varias personas llegan a ejercer el poder político de modo absoluto e irrestricto, sin control ni responsabilidad de ninguna especie”. [1]

Para Ossorio la dictadura “es el gobierno que, invocando el interés público, se ejerce fuera de las leyes constitutivas de un país.” Y agrega que: “Los Estados modernos sometidos a un régimen de dictadura son llamados totalitarios, pues el dictador (ya sea unipersonal, ya pluripersonal) asume todos los poderes, quebrantando la armazón constitucional de la nación y eliminando todos los derechos políticos, así como todas las garantías y libertades individuales, especialmente las de opinión, expresión, reunión, sindicación (como no sea dirigida), de conciencia, etc. Asimismo suprime el hábeas corpus y la acción de amparo o, por lo menos, los coarta. Suprime todos los partidos o sólo admite uno, que es, naturalmente, el del propio dictador. Crea figuras delictivas, por lo general de orden político, muchas veces dándoles efecto retroactivo”. [2]

El mismo autor, cuando define la TIRANIA nos dice: “Según afirma Horacio Sanguinetti, “se dice del régimen donde el mando se ejerce arbitrariamente, sin razón, derecho o justicia. La tiranía tiene siempre un sentido abominable, y desde Platón y Aristóteles ha merecido general execración. Para este último, hay tiranía cuando el poder es despótico y la sola voluntad del gobernante es ley, o bien cuando la monarquía se corrompe y el monarca manda sin responsabilidad a hombres mejores que él y reina no en provecho del pueblo, sino en el suyo propio”. Y mas adelante : “En general puede decirse que todas las dictaduras modernas tienen bastante de tiránicas y despóticas, pero ha sido en los regímenes totalitarios donde dichas manifestaciones han adquirido mayor volumen, ya que el poder esté detentado por un solo hombre, ya lo esté por un partido político, por un grupo militar o por cualesquiera otras organizaciones”. [3]

Vistas estas clásicas definiciones de muy prestigiosos juristas, cabe que ensayemos nuestros propios conceptos y que analicemos hasta qué punto los mismos son aplicables a la Argentina gobernada por el llamado Frente para la Victoria (FPV) bajo cuyas siglas llevara al poder al matrimonio Kirchner. Recordemos que el FPV se presenta como una rama del peronismo o partido Justicialista (PJ). Este partido -conforme la historia lo demuestra- siempre ha tenido una marcada vocación totalitaria. El FPV instalado en el poder desde el año 2003 merced a un artilugio electoral por pocos advertido y (de los que lo advirtieron) por muchos ya olvidado, tuvo desde sus inicios como meta llegar “a ejercer el poder político de modo absoluto e irrestricto, sin control ni responsabilidad de ninguna especie” tal como nos enseña el Dr. Kaplan con su ya clásica definición de dictadura. Y lo han logrado a través de diferentes vías entre las cuales se destacan:

1. Control de los dos poderes restantes: si bien la Argentina es formalmente una “república”, en los hechos pocas veces funcionó como tal. Razones de índole histórica y de tradición política determinaron que el país se rigiera por lo que la doctrina en la materia denomina “presidencialismo” y que -en resumidas cuentas- derivara en el actual “híper-presidencialismo”. De allí a la dictadura -como se comprenderá- hay un paso. Paso que los Kirchner se han esmerado en dar. Para este control de los otros dos poderes, procedieron de la siguiente manera :

a. Descabezamiento de la Corte Suprema de Justicia removiendo a la mayoría de sus miembros y cambiándolos por otros proclives.

b. Control del Congreso : para lo cual recurrieron a diversos métodos de captación y cooptación, facilitados por la dilución y debilidad de los restantes partidos políticos (ya atomizados y profundamente divididos) lo que tornó a los legisladores -mal llamados de la “oposición”- en colaboracionistas del régimen o directamente en cómplices abiertos del mismo. “Coctel” que en los hechos, da como resultado un sistema de partido único, típico de las tiranías como ilustran las definiciones que hemos dado al comienzo.

2. En lo que resulta ser un verdadero “operativo tenaza”, como toda dictadura, no sólo se buscó el control y la dominación de la rama política de la sociedad, sino también de la sociedad civil, para lo cual los K recurrieron a las siguientes “técnicas”:

a. Enfrentamiento social: práctica divisoria de antigua data utilizada por la mayoría (sino todos) los dictadores de la historia. En Argentina propulsada por J.D. Perón cuando dividió antojadizamente la sociedad entre peronistas y antiperonistas (estos últimos llamados “gorilas” por los primeros, término reflotado por los adictos al FPV).

b. Clientelismo político : método (tampoco novedoso) ejercido con el sector afín de la sociedad, consistente en el reparto de prebendas y privilegios a granel bajo diferentes nombres según quienes fueren los destinatarios : planes “sociales” si se trataban de “carenciados”, o subsidios en el mismo caso o en el de empresarios adictos al régimen que, por supuesto, no faltan en ninguna dictadura. Este método es -sin duda- una resultante del anterior, habida cuenta que el sector clientelar surge de la división antes explicada y representa al sector seguidor al régimen. c. Intimidación: en realidad, es la técnica mediante la cual el sistema mantiene no solamente dividida la sociedad sino -y fundamentalmente- sometido al sector disidente. Y más que sometido auto-sometido. Cuando el profesor Ossorio nos decía en la cita anterior que “Suprime todos los partidos o sólo admite uno, que es, naturalmente, el del propio dictador” alude, de alguna manera -queriéndolo o no- a este fenómeno. El caso de la Argentina de los Kirchner es paradigmático por cuanto, si bien se mantiene la estructura formal de los partidos políticos, estos -en la práctica- son completamente inoperantes como oposición, lo que -a su turno- contribuye a un régimen de partido único (el gobernante) elemento típico, como sabemos, de toda tiranía.

[1] Dr. Marcos T. Kaplan, voz “Dictadura” en Enciclopedia Jurídica OMEBA, Tomo 8, Letra D [2] Ossorio Manuel. Diccionario de Ciencias Jurídicas Políticas y Sociales. -Editorial HELIASTA-1008 páginas-Edición Número 30-ISBN 9789508850553-pág. 329 [3] Ossorio y Florit, Manuel, Diccionario…ob. cit. pág. 947

Fuente: La dictadura K